10 cosas que no compro desde que soy minimalista

Viendo videos de personas que hablan sobre lo que ya no compran desde que son minimalistas me hizo reflexionar que es en lo que no he estado invirtiendo mi dinero estos últimos años.

Mis inicios en el blog empezaron con temas de belleza específicamente de maquillaje, por lo que desde esos tiempos siempre quise buscar opciones que sean sustentables, entre todas las opciones de maquillaje yo descubrí que puede uno desmaquillarse sin la necesidad de los productos que nos venden ya sea a base de crema o aceite. De hecho hice un video hablando de este procedimiento y a partir de ese día no he vuelto a comprar

Desmaquillantes

Ahora utilizo una toalla de microfibra para retirar el maquillaje, solamente utilizo agua y lo froto por toda mi cara. Últimamente he estado utilizando aceites y lo hago por la cuestión de acabarlos porque los compre para hacer unos aromatizantes pero se quedaron asentados así que para darles una segunda vida los uso para desmaquillarme, cabe aclarar que no es necesario usar otro tipo de producto para desmaquillarse solamente usando agua tibia es suficiente.

Claro es la cantidad de dinero que he ahorrado al no comprar desmaquillantes, no invierto mi tiempo en descubrir nuevas marcas para retirar el maquillaje y no hago compras innecesarias de estos productos que al final ocupan espacio en mi casa, pero lo que a mi más me satisface es que no genero basura ya que al usarla solo tengo que lavarla y queda como nueva para darle otro uso.

Shampoo en botellas

Otro producto de belleza e higiene que no compro son champú en botella, obviamente utilizo pero ahora son champú sólido, ocupan menos espacio en mis alacenas, en el baño, al salir de viaje me es más práctico guardarlo en la maleta y además no se derrama en la ella y no tengo que lidiar con la cantidad de líquido que puedes transportar por cuestión de seguridad en los aviones, entre otras cosas.

Para mi ser práctica es importante pero igual me es importante saber si el producto no me hace daño o en este caso a mi cuero cabelludo. En cuestión de precio es un poco más costoso que los de botella pero igual depende de con cuál lo comparas porque hay champús líquidos que pueden ser mucho más costosos que los sólidos.

Para más detalles te dejo una tarjeta del video donde hablo más a fondo de los champús sólidos.

Cremas corporales

Pare ser honesta comprar cremas corporales nunca ha sido algo del cual me he obsesionado aunque debo admitir que he comprado uno que otro para el cuerpo y la cara en años recientes con la creencia de que nos traen beneficios para combatir la antiedad, antiarrugas, disminución de los puntos negros, entre otros de los muchos que podemos ver en la publicidad.

Mi estilo minimalista me hizo ser más consciente de lo que consumo y todo lo que nos venden se basa en mercadotecnía, muchos productos me hicieron más daño del que me pudieron beneficiar, y comprendo que la única forma de cuidar nuestra piel es comiendo sano y haciendo ejercicio, aunque si creo que las cremas pueden ayudarnos para cuando tenemos piel reseca y nos ayuda a mantenernos hidratados pero no es necesario comprar una para cada parte de nuestro cuerpo.

Tengo una que otra crema pero fueron obtenidas por medio de regalos, mi objeto es finalizar con ellas y si es necesario que compre será en una tienda local con venta a granel.

Maquillaje

El maquillaje era algo del cual estaba obsesionada, quería comprar productos por ser bonitos, curiosos y porque lo veía en las redes sociales, entendí que solo me llenaba de cosas que solo usaría una vez en la vida por lo que solo ocupaba espacio en mi cosmetiquera y al final se volvía basura. Así que deje de comprar maquillaje y solamente usar lo que tengo y compraré un producto nuevo cuando halla finalizado con él.

Mi maquillaje se disminuyo a una bolsa que me es mucho más fácil de transportar si me voy de viaje y no me ocupa espacio al guardarla.

Papelería

Ya no compramos material escolar porque ya no estudiamos y aunque fuéramos a la escuela solo compraríamos el material necesario para ser empleado. Contamos con bolígrafos, libretas, marcadores pero solo con los necesarios para escribir cosas del trabajo, además el material que tenemos hoy en día fue conseguido años atrás.

Tratamos de reutilizar libretas hasta finalizar con ellas y al final las reciclamos, o en el caso de mi agenda compro hojas en blanco para rellenarla, antes reutilizaba hojas pero me era necesario tener más secciones para poder escribir y es por eso que compro el block de hojas y así me evito comprar una agenda nueva cada que la finalizo.

Comida congelada y en conserva

Nuestra dieta se basa mayormente en productos naturales como fruta, verdura, carne, entre otros. Tratamos de que no sean ni productos en conserva o congelados, ya que se sabe que estos alimentos no son buenos para el cuerpo, pero de vez en cuando consumimos productos en conserva como son las salsas de tomate para la pizza, refrescos, frijol enlatado, entre otros.

Desde que consumimos alimentos más naturales nos sentimos mejor con nuestro cuerpo, con más energía y el gasto en comida es menor.

Bisutería

Me gustaba comprar joyería, artículos para el cabello, carteras, entre otros; y lo hacía porque me gustaba el diseño pero era algo que nunca usaba, son cosas tan pequeñas que uno no se da cuenta que tiene demasiadas. Me deshice de muchas pero aún tengo un par de cosas que están guardadas sin usar, y que pronto serán a donadas a personas que las utilicen.

Ahora solo tengo joyería que le tengo más cariño y que uso más, como un anillo que me regalo mi bisabuela, aretes que me dio mi mamá, un collar que me regalo mi papá, entre otros.

Servilletas de papel

Desde que nos preocupa lo que tiramos a la basura las servilletas de papel fue algo que desaparecieron en mi casa, para eso utilizamos servilletas de tela que son más resistentes y reutilizables, simplemente las tiramos a la lavadora (o las lavamos a mano) y ya están listas para usar de nuevo. Es lo mismo con las servitoallas, en este caso utilizó trapos de microfibra que son más absorbentes para limpiar la mesa o algún líquido que se halla derramado.

En cuanto al papel de baño seguimos utilizando los rollos de papel que encontramos en el supermercado.

Decoración del hogar

Ser minimalista me hace tener mis espacios despejados y evitar la contaminación visual en la casa, así que para mí no es algo esencial tener decoraciones en cada parte de la casa como jarrones con flores falsas, estatuillas, cuadros, entre otras cosas.

Me regalaron unas decoraciones para la época de día de muertos y decidí que podía intentar decorar la casa y ver qué me parece, son pequeños detalles que puse en cada espacio que no se sale de mi estilo y creo que se ve bien. También tengo una foto que quiero enmarcar para colgar en la pared pero tampoco pienso tapizar con cuadros toda la casa.

Tampoco estoy cerrada a tener decoraciones simplemente no llegar a tener demasiadas cosas que hagan que la limpieza de los muebles o la casa sea más complicada y evitar quema hogar se llene de tantas cosas que al final terminan siendo basura.

Café para llevar

A nosotros nos encanta el café, no consumimos 3 tazas de café diarias pero si nos tomamos una en la mañana. Es mucho más económico hacerlo en casa que ir por uno a una cafetería reconocida, que es algo que nos gustaba hacer. 

Ahora si queremos café para llevar tenemos con nosotros nuestros termos para rellenar pero eso sucede muy pocas veces ya que nos gusta más el café que hacemos en casa porque nosotros podemos controlar que tan cargado o dulce lo queremos.

Reflexionando me di cuenta que estas son las cosas que he dejado de comprar desde que soy más consciente de mis acciones y esto fue desde que tengo un estilo de vida minimalista. Espero y el tiempo me haga reducir mucho más que al final el beneficio es para mí, para los que me rodean y mi planeta. Menciona en los comentarios que cosas has dejado de comprar o que te gustaría dejar de comprar y cómo pretendes hacerlo.

Que tengan un bonito día y mucho éxito en su día.