Las bitcoins son adictivas

Estas monedas electrónicas ya están generando adicción y muchos problemas en las personas que están invirtiendo en ellas, sabemos que las nuevas tecnologías pueden ser de mucha utilidad, pero si no aprendemos a utilizarlas correctamente podemos caer en una adicción de la que será difícil salir.

Se les llama “criptoyonquis” a quienes ya no pueden parar de revisar el valor de sus bitcoins y mirar su cotización en el mercado.

Tal como los videojuegos las personas ya sueñan con las criptomonedas, se levantan pensando en ellas y todo el día están al pendiente, pero como todo, es un arma de doble filo, ya que se ganan rápido, pero también se pierden de la misma forma y eso genera un círculo vicioso que provoca la adicción a querer más de lo que se tiene, lo que también es factor para que una persona pierda absolutamente su día en ello o mejor dicho “sus días”.

Se especula que en Turquía más del 2% de usuarios ya son adictos, no es tan difícil reconocerlos, ya que todo el tiempo están mirando el celular y revisando sus criptomonedas, así como su valor o bien, están frente al monitor en casa haciendo exactamente lo mismo, lo preocupante es que pueden hacerlo a cualquier hora en cualquier lugar.

En el mundo hay millones de “criptoyonquis” y los que se han percatado de su adicción desean ayudar a más gente que pase por lo mismo, pues aseguran, se les va la vida en ello, sobre todo los jóvenes.

¿Cómo se sabe que ya es adicción? Aseguran los psicólogos que cuándo se presenta el síndrome de abstinencia, ansiedad y estrés, ya se habla de una adicción, sus planes no salieron como lo pensaban ya que cuando se invierte conlas criptomonedas también se trata de invertir en un juego de azar; no es un secreto que después de la pandemia la mente y las emociones se encuentran en constante desequilibrio y ello es causa para que se busquen maneras de estar “bien” o “feliz”, pero en ocasiones se buscan actividades que no dejan nada bueno.

Ya hay hospitales especializados en tratar la adicción a las criptomonedas, el primero se encuentra en Escocia, pero seguro se extenderán a otros países, ya que es necesario porque la economía individual también se pone en riesgo.

 

Referencias: